Blefaroplastia sin cirugía

Esta técnica no invasiva está indicada en personas con exceso de piel en párpados que da un aspecto cansado o somnoliento y no quieren someterse a una blefaroplastia quirúrgica.

Es una alternativa rejuvenecedora que sustituye a la cirugía tradicional y que utiliza el cuarto estado de la materia: el plasma.

La tecnología plasma es un avance tecnológico imprescindible en la consulta de medicina estética. Trabaja minuciosamente el detalle y la duración de los resultados es mayor que la de cualquier otro procedimiento, con una mínima agresividad.